Protege tus contraseñas

Las contraseñas son la primera línea de defensa contra los piratas informáticos. Es esencial elegir contraseñas seguras diferentes para cada una de tus cuentas importantes, y también es una buena práctica actualizar tus contraseñas de manera regular. Sigue estas indicaciones para crear contraseñas seguras y mantenerlas protegidas.

Utiliza una contraseña exclusiva para cada una de tus cuentas importantes, como tu correo electrónico y tu cuenta bancaria online

Asignar la misma contraseña a todas las cuentas online es como utilizar la misma llave para cerrar tu casa, tu coche y tu oficina, si alguien tiene acceso a una de ellas, todas las demás están en riesgo también. Por tanto, no utilices la misma contraseña para un boletín de noticias online y para tu correo electrónico o tu cuenta bancaria. Puede ser más incómodo, pero si estableces varias contraseñas, te mantendrás protegido.

Guarda tus contraseñas en un lugar oculto que no se pueda ver con facilidad

Anotar tus contraseñas no es necesariamente una mala idea. Pero si lo haces, no dejes las notas con tus contraseñas a la vista, en tu ordenador o en el escritorio.

Utiliza una contraseña larga formada por números, letras y símbolos

Cuanto mayor sea la longitud de tu contraseña, mayor será la dificultad para averiguarla. Por tanto, establece una contraseña larga que te ayude a mantener tu información protegida. Si añades números, símbolos y letras en mayúscula y minúscula, será más difícil que los espías y otros usuarios malintencionados adivinen o pirateen tu contraseña. No utilices "123456" o "contraseña" y evita utilizar en las contraseñas información que esté disponible públicamente, como tu número de teléfono. No es muy original, ni tampoco demasiado seguro.

Prueba a utilizar una frase que solo conozcas tú

Una idea es pensar en una frase que solo sepas tú y que pueda estar relacionada con un sitio web concreto para ayudarte a recordarla. Para tu correo electrónico, podrías crear una contraseña con las iniciales y los números que aparecen en la frase "Mis amigos Tomás y Yasmina me envían un correo electrónico gracioso una vez al día". "MaTyYme1ceg1vad" es una contraseña con muchas variaciones. A continuación, repite el proceso con otros sitios.

Configura las opciones de recuperación de contraseña y asegúrate de mantenerlas actualizadas

Si olvidas tu contraseña o no puedes acceder a la cuenta, necesitas un modo de volver a entrar en ella. Muchos servicios te envían un mensaje a una dirección de correo electrónico de recuperación si necesitas restablecer tu contraseña, así que asegúrate de que la dirección de correo electrónico de recuperación que proporciones esté actualizada y sea una cuenta a la que sigas accediendo.

A veces, también puedes añadir un número de teléfono a tu perfil para recibir un código que te permitirá restablecer tu contraseña mediante un mensaje de texto. Tener un número de teléfono móvil en tu cuenta es una de las formas más sencillas y fiables de ayudar a mantener tu cuenta protegida.

Por ejemplo, los proveedores de servicios pueden utilizar el número de teléfono para disuadir a aquellos usuarios que intenten acceder a tu cuenta. También pueden enviarte un código de verificación para que puedas entrar si pierdes el acceso a ella. El número de teléfono de recuperación que proporciones no se utilizará para registrarte en listas comerciales, ni tampoco recibirás más llamadas de teleoperadores.

Tu teléfono móvil es un método de identificación más seguro que la dirección de correo electrónico de recuperación o la pregunta de seguridad porque, a diferencia de estos, dispones físicamente del dispositivo.

Sin embargo, si no puedes o no quieres añadir un número de teléfono a tu cuenta, es posible que muchos sitios web te soliciten que elijas una pregunta para verificar tu identidad en caso de que olvides tu contraseña. Si el servicio que estás utilizando te permite crear tu propia pregunta, intenta imaginar una pregunta cuya respuesta solo conozcas tú y no sea algo que hayas publicado o compartido en los medios sociales.

Intenta encontrar una forma de hacer que tu respuesta sea única y fácil de recordar (para ello, utiliza la sugerencia anterior), de forma que si alguien adivina la respuesta, no sepa cómo introducirla correctamente. Es muy importante que recuerdes esta respuesta porque, si la olvidas, es posible que no puedas volver a acceder a tu cuenta.

Herramientas de seguridad

Descubre las cinco funciones de seguridad principales de Google diseñadas para ayudarte a que tu familia navegue por Internet de una forma segura.

Cuentas de Google

Mejora la seguridad de tu cuenta de Google

Para añadir una protección adicional a tu cuenta de Google, habilita la verificación en dos pasos. Si activas esta opción, Google enviará una contraseña a tu teléfono móvil cuando alguien intente iniciar sesión en tu cuenta desde un ordenador desconocido. Con este sistema, si alguien roba o averigua tu contraseña, no podrá acceder a tu cuenta porque no tendrá tu teléfono. De este modo, puedes protegerte con algo que has memorizado (tu contraseña) y con algo que te pertenece (tu teléfono).

Más información

Accede a la configuración haciendo clic en tu nombre o en tu imagen en la esquina derecha y, a continuación, haz clic en "Cuenta".

En la parte superior, haz clic en "Seguridad". En el cuadro de contraseña, haz clic en la opción "Configurar" situada junto a “Verificación en dos pasos”.

Aparecerá una guía paso a paso que te ayudará en el proceso de configuración.

A continuación, volverás a la configuración de la verificación en dos pasos. Consulta la configuración y añade números de teléfono alternativos.

¡Listo! La próxima vez que inicies sesión, recibirás un SMS con un código de verificación.

Google Chrome

Navega por Internet en privado

Si quieres navegar por Internet en privado, utiliza el modo incógnito de Chrome en tu ordenador, tablet o teléfono. En este modo, las páginas que abres y los archivos que descargas no se registran en el historial de descargas o de navegación de Chrome.

Más información

Haz clic en el menú de Chrome situado en la barra de herramientas del navegador y selecciona una nueva ventana de incógnito.

Se abrirá una nueva ventana con el icono de incógnito en la esquina. Para salir, solo tienes que cerrar la ventana.

Cuentas de Google

Personaliza tu cuenta de Google

En la página de configuración de tu cuenta, puedes consultar servicios e información que están asociados a tu cuenta de Google, así como modificar tu configuración de privacidad y seguridad.

Más información

Para acceder a la configuración, haz clic en tu nombre o en tu imagen en la esquina derecha y, a continuación, en "Cuenta".

Cuentas de Google

Recibe alertas si tu nombre aparece en Internet

La herramienta Presencia en Internet puede ayudarte a conocer y administrar lo que ven los usuarios cuando te buscan en Google. Esta herramienta te permite configurar alertas de Google para que puedas controlar si aparece información sobre ti en Internet y te sugiere de forma automática algunos términos de búsqueda que pueden interesarte.

Más información

Inicia sesión en tu cuenta de Google y accede a la sección Presencia en Internet.

Haz clic en "Administrar Alertas de Google" y selecciona el botón rojo para crear una alerta.

Aparecerá tu nombre en el campo de texto. Haz clic en el campo de texto para ver más alertas sugeridas.

Haz clic en "Añadir" para añadir una alerta. Haz clic en el icono de lápiz para hacer modificaciones y en el icono de papelera para eliminar la alerta.

En el menú desplegable Frecuencia, selecciona cada cuánto tiempo quieres recibir las alertas.

Cuentas de Google

Administra los datos almacenados en tu cuenta de Google

El Panel de control de Google te permite ver la información almacenada en tu cuenta de Google y obtener una visión general de la actividad reciente de tu cuenta. Puedes ver tus datos y tu actividad y acceder a la configuración de servicios que utilices, como Blogger, Calendar, Documentos y Google+, desde una misma página.

Más información

Accede al Panel de control para ver un resumen de los datos asociados a tu cuenta de Google y administrar tu configuración personal.

Desde aquí, puedes consultar y administrar los datos almacenados en tu cuenta de Google.

Ver más herramientas de seguridad