Compra online de forma segura

Cada vez se realizan más compras online. En Google ayudamos a los consumidores a encontrar productos de diferentes modos y, aunque no controlamos el contenido disponible en Internet, queremos ayudar a los usuarios a realizar sus compras online de forma segura. La gran mayoría de las transacciones de Internet se realizan sin problemas. Sin embargo, a veces se presentan algunos riesgos. Por ese motivo, hemos creado esta página, que contiene herramientas y consejos útiles para hacer compras online.

Consejos de seguridad

  • Si parece demasiado bueno para ser cierto..., probablemente sea así. Compara el precio que aparece con el de otros productos similares que se vendan en otros sitios. Si existe una diferencia significativa, ten cuidado: infórmate sobre el vendedor y pregunta por el estado del producto. Los sitios web que ofrecen productos con grandes descuentos, contienen errores gramaticales u ortográficos y muestran imágenes de baja calidad de los sitios web oficiales de los propietarios de las marcas correspondientes pueden ser sitios de venta de productos falsificados. Ve con cuidado: algunos sitios web de venta de productos falsificados intentan hacerse pasar por los sitios de los propietarios de las marcas correspondientes imitando su diseño y utilizando imágenes similares o nombres de dominio que incluyen el nombre de esas marcas.

  • Busca información sobre los vendedores que no conozcas: si es la primera vez que vas a comprar un producto de un comerciante, asegúrate de que sea legítimo. Por ejemplo, investiga su historial comercial y busca en Internet opiniones de otros compradores que hayan adquirido productos de ese vendedor. Los comerciantes legítimos deben ofrecer información de contacto (por ejemplo, una dirección física, un número de teléfono de contacto o una dirección de correo electrónico) para poder consultar con ellos posibles dudas o problemas relacionados con la transacción. Muchos sitios web de venta de productos falsificados tienen URLs que parecen oficiales y que pueden incluir frases como [marca]ofertas.com o [marca]sitio_oficial.com. Puedes consultar el registro de WhoIs del sitio web para saber a quién pertenece el dominio.

  • Utiliza una forma de pago que ofrezca protección para el comprador: en muchos casos, las entidades emisoras de tarjetas de crédito limitan la responsabilidad del cliente respecto a las compras realizadas a través de Internet en los casos de fraude. Algunos sistemas de pago online no comparten el número completo de la tarjeta de crédito del cliente con los vendedores para ofrecer una protección adicional al usuario.

  • Lee la letra pequeña: antes de hacer una compra, infórmate sobre la política del vendedor en relación con las devoluciones, las garantías y los gastos de envío. Algunos comerciantes ofrecen reembolsos completos, mientras que otros aplican cargos por reposición y solo ofrecen vales de compra.

  • Guarda un registro de la transacción: tener una copia digital o en papel de las grandes transacciones que realices te puede servir de ayuda en caso de que necesites hacer una devolución o presentar una reclamación si se efectúan cargos no autorizados en tu cuenta.

  • Evita acceder a sitios web pirateados y comprueba la barra de direcciones del navegador: si haces clic en un enlace que te redirige inmediatamente a otra página, es posible que hayas accedido a un sitio web que esté pirateado y contenga software malicioso. El software malicioso (como los virus, los gusanos y los troyanos), puede instalar programas no deseados en tu ordenador de forma automática. Algunos sitios web pirateados no redirigen automáticamente a otra página, pero pueden incluir contenido irrelevante o fraudulento (spam). Como medida de precaución, puedes comprobar la barra de direcciones para asegurarte de que los enlaces en los que hagas clic dirijan a las páginas correctas.

  • Escribe las direcciones web delicadas en la barra de direcciones del navegador: no accedas a cuentas confidenciales haciendo clic en un enlace o copiando y pegando la dirección. Escríbela manualmente y asegúrate de introducir la dirección correcta, ya que algunos sitios web que utilizan errores tipográficos deliberados parecen exactamente iguales que los originales, pero están diseñados para interceptar la información de la cuenta del usuario.

  • Evita introducir datos personales en sitios sospechosos: si algún sitio web te solicita más información personal de la necesaria para comprar un producto o recibir un servicio (como datos bancarios, respuestas a preguntas de seguridad o contraseñas), desconfía de él, ya que ese tipo de preguntas puede ser indicativo de un intento de suplantación de identidad. Algunos sitios web pueden ser copias exactas de los oficiales (y utilizar incluso los mismos logotipos y el mismo texto), pero son sitios fraudulentos diseñados únicamente para obtener la información personal del usuario. A continuación te ofrecemos algunos consejos para evitar los sitios de suplantación de identidad (phishing) y denunciarlos.

  • Utiliza contraseñas seguras: no utilices la misma contraseña en diferentes cuentas y recuerda cambiarlas con regularidad, especialmente si sospechas que una cuenta puede estar en peligro. Consulta más sugerencias para elegir una contraseña inteligente.

  • Envía siempre la información a través de conexiones seguras: mira la barra de direcciones y comprueba que la conexión sea https:// —y que aparezca el icono de candado si utilizas Google Chrome o Internet Explorer— al enviar datos confidenciales (como números de cuentas bancarias o de tarjetas de crédito). Al acceder a cuentas financieras, comprueba que el sitio web disponga de un certificado de validación extendida (EV) (si lo tiene, la URL o el nombre del sitio web deben aparecer en color verde en la barra de direcciones de muchos navegadores actuales, lo que indica que la organización que dirige ese sitio web está validada).

  • Evita realizar transacciones financieras en ordenadores públicos: no inicies sesión en cuentas que contengan información financiera de carácter confidencial (como datos de sitios web de comercio o información de cuentas bancarias o de tarjetas de crédito) en ordenadores públicos o compartidos. Si accedes a ese tipo de información con un ordenador público o compartido, no olvides cerrar por completo la sesión y la ventana del navegador cuando hayas terminado.

  • Comprueba que has recibido lo que has pagado: cuando recibas un pedido, échale un vistazo para asegurarte de que todo esté bien. Cuanto antes actúes en un caso de fraude, más probabilidades tendrás de que se resuelva a tu favor.

¿Dónde puedes buscar más ayuda?

Existen varias organizaciones que pueden ayudar a los consumidores en el proceso de denuncia y resolución de reclamaciones:

Puedes consultar información al respecto del Better Business Bureau (http://www.bbb.org/pittsburgh/migration/bbb-news-releases/2012/12/counteract-counterfeiting-and-shoddy-knock-offs-on-the-internet/) y de la National Consumers League (www.fraud.org) de Estados Unidos.

La Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Commission, FTC) de Estados Unidos se encarga de tramitar las reclamaciones por prácticas comerciales desleales o fraudulentas. Para presentar una reclamación, accede a la página http://www.ftc.gov/ftc/contact.shtm.

Si tu reclamación está dirigida contra una empresa que se encuentre en el extranjero, puedes presentarla a través del sitio web http://www.econsumer.gov/.

En la Unión Europea, la Red de Centros Europeos de los Consumidores (European Consumer Centres' Network) ayuda a los consumidores a encontrar soluciones para estos problemas relacionados con las compras transfronterizas (http://ec.europa.eu/consumers/ecc/index_en.htm).

Herramientas de seguridad

Descubre las cinco funciones de seguridad principales de Google diseñadas para ayudarte a que tu familia navegue por Internet de una forma segura.

Cuentas de Google

Mejora la seguridad de tu cuenta de Google

Para añadir una protección adicional a tu cuenta de Google, habilita la verificación en dos pasos. Si activas esta opción, Google enviará una contraseña a tu teléfono móvil cuando alguien intente iniciar sesión en tu cuenta desde un ordenador desconocido. Con este sistema, si alguien roba o averigua tu contraseña, no podrá acceder a tu cuenta porque no tendrá tu teléfono. De este modo, puedes protegerte con algo que has memorizado (tu contraseña) y con algo que te pertenece (tu teléfono).

Más información

Accede a la configuración haciendo clic en tu nombre o en tu imagen en la esquina derecha y, a continuación, haz clic en "Cuenta".

En la parte superior, haz clic en "Seguridad". En el cuadro de contraseña, haz clic en la opción "Configurar" situada junto a “Verificación en dos pasos”.

Aparecerá una guía paso a paso que te ayudará en el proceso de configuración.

A continuación, volverás a la configuración de la verificación en dos pasos. Consulta la configuración y añade números de teléfono alternativos.

¡Listo! La próxima vez que inicies sesión, recibirás un SMS con un código de verificación.

Google Chrome

Navega por Internet en privado

Si quieres navegar por Internet en privado, utiliza el modo incógnito de Chrome en tu ordenador, tablet o teléfono. En este modo, las páginas que abres y los archivos que descargas no se registran en el historial de descargas o de navegación de Chrome.

Más información

Haz clic en el menú de Chrome situado en la barra de herramientas del navegador y selecciona una nueva ventana de incógnito.

Se abrirá una nueva ventana con el icono de incógnito en la esquina. Para salir, solo tienes que cerrar la ventana.

Cuentas de Google

Personaliza tu cuenta de Google

En la página de configuración de tu cuenta, puedes consultar servicios e información que están asociados a tu cuenta de Google, así como modificar tu configuración de privacidad y seguridad.

Más información

Para acceder a la configuración, haz clic en tu nombre o en tu imagen en la esquina derecha y, a continuación, en "Cuenta".

Cuentas de Google

Recibe alertas si tu nombre aparece en Internet

La herramienta Presencia en Internet puede ayudarte a conocer y administrar lo que ven los usuarios cuando te buscan en Google. Esta herramienta te permite configurar alertas de Google para que puedas controlar si aparece información sobre ti en Internet y te sugiere de forma automática algunos términos de búsqueda que pueden interesarte.

Más información

Inicia sesión en tu cuenta de Google y accede a la sección Presencia en Internet.

Haz clic en "Administrar Alertas de Google" y selecciona el botón rojo para crear una alerta.

Aparecerá tu nombre en el campo de texto. Haz clic en el campo de texto para ver más alertas sugeridas.

Haz clic en "Añadir" para añadir una alerta. Haz clic en el icono de lápiz para hacer modificaciones y en el icono de papelera para eliminar la alerta.

En el menú desplegable Frecuencia, selecciona cada cuánto tiempo quieres recibir las alertas.

Cuentas de Google

Administra los datos almacenados en tu cuenta de Google

El Panel de control de Google te permite ver la información almacenada en tu cuenta de Google y obtener una visión general de la actividad reciente de tu cuenta. Puedes ver tus datos y tu actividad y acceder a la configuración de servicios que utilices, como Blogger, Calendar, Documentos y Google+, desde una misma página.

Más información

Accede al Panel de control para ver un resumen de los datos asociados a tu cuenta de Google y administrar tu configuración personal.

Desde aquí, puedes consultar y administrar los datos almacenados en tu cuenta de Google.

Ver más herramientas de seguridad